Administración
Grimmwelt University
Ambientación
Hace siglos que nuestro mundo ha dejado de creer en la magia. Sustituida por la ciencia y la tecnología, los humanos han perdido la fe en los cuentos de hadas, y los finales felices son algo que ahora solo parece existir en libros y películas.

Pero hay otros mundos separados del nuestro por un fino velo que ha sido atravesado por una oscura maldición, trayendo a un recóndito castillo entre las montañas de Alemania a un gran número de personajes pertenecientes a esos mundos de cuentos de hadas.

En un lugar conocido como el Bosque Encantado, un mundo que alberga reinos de las grandes historias de los cuentos, como Blancanieves, Cenicienta, o Caperucita Roja, el Ser Oscuro, Rumpelstiltskin, ha convencido a la Reina Malvada de que los villanos no tienen finales felices en una tierra donde la magia buena siempre triunfa, y deseando obtener el suyo, la Reina Regina ha reunido a las brujas más malvadas y poderosas de los reinos, a fin de llevar a cabo ese poderoso hechizo.

Pero el mal inevitablemente atrae a las fuerzas del bien, que intentan evitarlo. A oídos del Hada Azul llegaron las intenciones de la Reina Malvada, y tras pedir ayuda a la Reina Blanca de Wonderland, convencieron a Maléfica, Reina de las Ciénagas, para dejar de lado su rencor hacia los humanos y proteger el Bosque Encantado.

Por desgracia, ni la ayuda de aquella que fue el Hada más poderosa de todas ha podido evitar los oscuros planes de Rumpelstiltskin, y el choque de la magia negra con la magia buena que intentaba evitarlo ha provocado una ola de poder tan grande capaz de atravesar no solo el espacio, sino el tiempo y las dimensiones, afectando no solo a los habitantes de aquel mundo, sino a muchos otros, e incluso a un futuro que ahora se antoja incierto.

Ahora, todos esos seres de cuento de hadas han quedado reducidos a meros humanos en nuestro mundo, encerrados en los terrenos de un enorme castillo entre las montañas, conectado con un pequeño pueblo que hace de entrada, pero manteniéndolo separado en cierta manera, con un poderoso hechizo que impide a la mayoría entrar o salir.

Pero las cosas no han salido como todos esperaban. Rumpelstiltskin puede ser ahora el dueño de todas esas tierras, pero no es capaz de abandonarlas, y el "final feliz" de la Reina Malvada ha quedado eclipsado al ver que, en lugar de estar al mando como Directora de la universidad, hay otra persona en su lugar, Maléfica. La magia de las hadas logro en el último momento modificar en parte el hechizo, y aunque la mayoría de los héroes han perdido sus finales felices, gracias a ellas mantienen su libre albedrío, teniendo la oportunidad de reencontrarse y recuperarlo.

En un mundo sin magia, donde todos creen ser personas normales, solo unos pocos recuerdan de dónde vienen, quiénes son, y la necesidad de traer de vuelta la magia a este lugar donde todos parecen haberla olvidado.

Dependerá de cada uno escoger su nuevo camino, tener el valor para recuperar la felicidad que han perdido, o comenzar de cero, mientras se pone aprueba si aún queda algo de magia que despertar en este mundo, y si los cuentos de hadas pueden formar parte de la realidad.
Últimos temas
Sabias que...
Awards
User del Mes
Nombre apellido
Mejor PJ Masculino
Nombre apellido
Mejor PJ Femenino
Nombre apellido
Mejor Rol
Nombre apellido
Novedades
01.10
Apertura Oficial del Foro
+AQUI

01.10
Cabeceras Aleatorias.
Obtén la tuya +AQUI

01.10
Pide tus Sabias que...
+AQUI

Créditos
La base de este Skin está hecho por Hardrock de The Captain Knows Best, con las modificaciones de color y tamaño realizadas por nuestro Staff.Las imágenes han sido tomadas de Google principalmente, y pertenecen a sus respectivos autores, a excepción de las ediciones realizadas por nuestro staff y modificadas para nuestra temática. Todas las historias y contenido escrito del foro, salvo los roles y pertenencias de cada uno de nuestros usuarios, pertenecen al foro y a nuestro Staff, tales como normativa, ambientación, historias de los reinos y resúmenes de canon, con sus respectivos nexos para unirlos en una trama general. Finalmente, las tabillas HTML corresponden a sus respectivos autores, con los créditos incluidos, salvo las realizadas por este staff en exclusiva para el uso del foro.
Afiliados Élite
Hermanos
Directorio
No se aceptan normales
© HARDROCK

Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Taliah Woods el Miér Oct 10, 2018 1:49 am

Después de aquella comida con Kilian, lo había estado pensando... Realmente ¿acaso no fue por eso por lo que vine aquí? Para hacer algo distinto con mi vida y darme cuenta de si de verdad quería la vida que estaba dispuesta a pasar con Leith tras nuestra boda...
No podía dejar que esa decisión se convirtiera una elección entre dos hombres, Leith o Kilian... Debía descubrirlo por mí misma, y puede que recuperar una antigua pasión, como era el baile, antes de dejarlo por considerarse "inapropiado" en la familia de Leith, me ayudase a ver con más claridad dentro de lo que yo quiero para mi vida.
Además, siempre fue algo que me hacía evadirme casi tanto como mirar las estrellas, y creo que lo necesitaba, porque no había hecho otra cosa que pensar en Kilian desde nuestro desliz en el observatorio...
Quizá necesite algo de tiempo ocupado, hacer algo más aparte de las clases, y para ello necesitaba quitarme las telarañas tras varios años, además de un poco de ayuda. ¿Y quién mejor que el profesor de Artes Escénicas?
No conocía mucho al señor Staubfinger, principalmente porque no era de los que pasaban demasiado por la sala de profesores, pero parecía un hombre agradable, por lo que los días siguientes estuve escuchando sobre él de sus alumnos. Alguien reservado y quizá algo tímido, pero amable, así que, aprovechando que terminaba mi última clase antes de comer, y siendo viernes por la tarde, me acerqué a su última clase y pregunté a sus alumnos.
Por lo que me dijeron, solía pasar mucho tiempo en el salón de actos, así que me dirigí hacia allí, esperando no molestarlo demasiado.
Como solía llevar para las clases, salvo al inicio de la semana, con ese incidente que esperaba no volver a repetir, había vuelto a los vestidos cerrados, llevando uno sencillo verde de manga larga y cuello alto, con unos tacones negros, y mi melena pelirroja ligeramente ondulada recogida en una coleta ladeada.
Apenas entré, lo vi allí solo, dejando a un lado mi bolso y saludándole con una amable sonrisa.

- ¿Profesor Staubfinger? Espero no molestarle. Me gustaría hablar con usted, si tiene unos minutos que pueda dedicarme.

No sabía si me conocería, así que me acerqué y le tendí la mano con una amable sonrisa.

- Taliah Woods, profesora de astronomía.

Esperaba no haberle interrumpido en nada importante.

Vestimenta:

_________________



"Elva melme oi telmaruva nu silma elena"
:
"Nuestro amor siempre perdurará bajo la luz de las estrellas"
avatar
Sobre mí
Mensajes : 239
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesora de Astronomía

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Aidan Staubfinger el Miér Oct 10, 2018 2:33 am

Pese a que me gustara dar clases a mis alumnos, verlos esforzarse por mejorar cada día, también es cierto que al final del día podría estar yo más ansioso que ellos porque al fin llegara el final de la jornada laboral.

Dar clases era completamente diferente a estar del otro lado del espectro, requería más de mí y era agotador mentalmente, por esto mismo aunque el salón de actos fuera exclusivo para los espectáculos oficiales del colegio, no era raro que terminara el día ahí, incluso que pasara los recesos o llenara el papeleo propio de la clase en este lugar, esto se debía a que mi despacho no me acomodaba del todo, como si mi espíritu requiriera de más espacio del que ése me proporcionaba y terminara sintiéndose como un león enjaulado.

Me encontraba disfrutando del silencio de ese espacioso sitio, sentado en un rincón sin miedo a que mi ropa se ensuciara con el polvo; sólo eran pantalones de mezclilla algo raídos y un sueter de lana gris que me quedaba más largo de lo que debería. Y en ese rincón leía varias opciones para la siguiente escena que usaría con los alumnos en cuanto a interpretación cuando escuché mi nombre. Al alzar la vista encontré a una mujer pelirroja caminando hacia mí. Admito que por un momento la observé en silencio con cierta confusión. Su rostro por supuesto era familiar, pero tenía un mal rato fijando caras a nombres y no lograba encontrar el que le perteneciera a esa mujer. Probablemente porque no solía acercarme mucho al resto del profesorado. Me levanté dejando mis páginas a un lado.

—Oh, no me molesta en absoluto, señorita…— hice una pausa buscando el nombre, sé que lo tenía pero no podía acceder a ello, sin embargo ella me hizo el favor de presentarse, a lo que le sonreí con gratitud mientras estrechaba su mano —Señorita Woods, por supuesto. Soy… algo malo para los nombres— le exliqué esperando que me disculpara. Algunos alumnos decían que yo tenía la cabeza en las nubes, me gustaba creer que más bien era en los árboles. Extendí la mano señalando los asientos que había para los espectadores no muy lejos de nosotros por si ella gustaba sentarse.

—Estaba buscando una escena apropiada para que los alumnos interpreten pero no es nada urgente. Dígame, ¿qué puedo hacer por usted?— la miré con interés, esa era la pregunta fundamental. ¿Qué podría hacer el profesor de artes por la profesora de astronomía? No es que ambas disciplinas tuvieran mucho en común.

_________________

avatar
Sobre mí
Mensajes : 36
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesor de Interpretación y Artes Escénicas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Taliah Woods el Miér Oct 10, 2018 2:57 am

Lo cierto es que estaba un poco nerviosa. Después de todo, apenas le conocía, y no es que fuera una alumna suya. De hecho, ni era alumna, y casi se me hacía raro que una profesora viniera a pedir algo así, pero me había prometido intentarlo... y es más... también a Kilian, así que ahora no podía echarme atrás.
Negué con una sonrisa amable, quitándole importancia a que no se acordase de mi nombre. Después de todo, yo había buscado el suyo en su momento, porque también me costaba un poco acordarme de todo.

- No se preocupe. Con lo grande que es todo esto, me sorprende que a veces no nos perdamos incluso para llegar a nuestras clases.

Le dije, intentando bromear un poco por romper el hielo, por así decirlo, y me senté en una de las sillas que me ofreció, sin saber muy bien cómo empezar ante su pregunta.
Se me notaba ese leve nerviosismo y la mirada un poco baja.

- Verá... Lo cierto es que es algo un tanto... Supongo que peculiar para ser una petición que le venga de una profesora...

Comenté, suspirando entonces y sacando algo de valor antes de alzar la mirada de nuevo algo más decidida. Ya estaba aquí, así que, ya no había vuela atrás.

- Me preguntaba... Supongo que, dada su especialidad, habrá estudiado algo de baile. Yo daba clases hace unos años, y me gustaría poder retomarlas, pero no he visto que haya ningún taller al respecto y, pensé que, quizá usted podría echarme una mano. Por supuesto podría pagarle como clases particulares, desde luego, pero es una afición que me gustaría retomar, y pensé que podría ser la persona idónea para ayudarme.

Al menos había ido al grano... No sé lo positivo que sería eso, pero me mostré todo lo amable que pude para darle a entender que, si no podía ser, tampoco sería algo que le reprochase. Después de todo, entendería que estuviera ocupado o no le pareciera apropiado.

_________________



"Elva melme oi telmaruva nu silma elena"
:
"Nuestro amor siempre perdurará bajo la luz de las estrellas"
avatar
Sobre mí
Mensajes : 239
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesora de Astronomía

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Aidan Staubfinger el Miér Oct 10, 2018 3:35 am

Sonreí ante el modo en que ella tuvo de restarle importancia, asintiendo.

—Le sorprendería cuántas veces me perdí en mis primeras semanas aquí, por supuesto, de eso ya hace un tiempo— realmente siempre había tenido un sentido de la orientación bueno, pero en ese lugar solía perderme con facilidad, quizá porque era un antiguo castillo y yo, por supuesto, no estaba acostumbrado a todos esos niveles y pasajes.

Ella tomó asiento de un modo rígido, se le podía ver el nerviosismo, eso me hizo aumentar el interés en su petición, ¿algo que le causara tal incomodidad en lo que yo estuviera en la posición de ayudar? Nada me venía a la mente. Cuando me advirtió que haría una petición peculiar sonreí para tranquilizarla.

—En mi profesión he descubierto que pocas cosas son tan peculiares como uno cree en realidad. Aunque… si me pide que de algún discurso o algo así tendré que admitir que eso sí es peculiar— ladeé la cabeza considerando la posibilidad, pese a que fuera bueno hablando, no era algo que hiciera más de lo debido. Irónicamente, para un profesor de artes y ex actor yo era más bien bastante lacónico en mi tiempo libre, por lo que mi tono reveló lo poco que creía que ese fuera el caso.

No me equivoqué. Conforme fue hablando yo escuché con atención y cuando terminó de hablar yo asentí. Intentando ir por partes comenté primero:

—Admito que no es lo que más disfruto de mi campo de enseñanza pero sé la práctica y la teoría y, al final del día, me defiendo muy bien en ello, sí.— confirmé su suposición y guardé silencio un minuto considerando dicha oferta. No era tan peculiar como yo consideraba, por suerte no se trataba de astronomía y era más sencillo de cumplir.

—En cuanto a su petición, me encantaría ayudarla. Aunque no sé qué tanto pueda  enseñarle yo si usted ya ha dado clases al respecto. Usted debe estar más experimentada que yo en el asunto — Como bien había dicho, me defendía bien en ello pero no era el mejor del campo, sonreí con cierta melancolía al imaginar que Rose Anne sería la indicada, ella se movía con la gracia de una pluma al viento y la elegancia de un leopardo al saltar.

—Probablemente mi esposa… mi ex esposa,  sería mucha mejor maestra en eso de lo que yo jamás seré pero haré mi mejor intento.— Suspiré con cierta incomodidad, hacía más de 10 años que no estaba con Rose Anne y no me acostumbraba a no verla como mi esposa… me tomó un momento volver a centrarme y pensar en el asunto; pese a que la idea no me hiciera el más feliz, tampoco la rechazaría, ¿no estaba para eso? Ayudar y enseñar. Volví a mirarla y recordé el comentario que hizo del pago —Y por supuesto, el pago no será necesario. Tómelo como un favor mutuo, ambos podríamos aprovechar la práctica— desvié la mirada cuando por la cabeza me pasó una frase clave “además, no puedo pensar que quiera ver este rostro surcado por cicatrices todo el día y pagar por ello”, por supuesto era algo que estaba conmigo todo el tiempo, pero estaba consciente de lo llamativas y quizá incluso grotescas que pudieran parecer al resto…


Última edición por Aidan Staubfinger el Miér Oct 10, 2018 4:07 am, editado 1 vez

_________________

avatar
Sobre mí
Mensajes : 36
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesor de Interpretación y Artes Escénicas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Taliah Woods el Miér Oct 10, 2018 3:55 am

Aunque parecía un hombre algo tímido y taciturno, resultaba agradable, y sabía encajar una broma, con lo que mantuve esa sonrisa amable y tranquila.
Me había fijado en sus cicatrices, pero no era algo que me plantease preguntar, además de que tampoco era algo que considerase que definiera a una persona, al igual que ningún otro rasgo físico, fuese el que fuese, por lo que me centré en lo que venía a pedirle, esperando que no lo tomara como algo obligado, pues no pretendía incomodarlo ni presionarlo de ningún modo.

- No, no se preocupe... no tiene nada que ver con eso.

De hecho no era tanto así algo profesional, sino más personal, puesto que se trataba de unas clases particulares de baile, aunque, por lo que dijo, no era de lo que más le gustaba, pero cuando me dijo que seguramente, si había dado clases me defendería mejor que él, me planteé que quizá lo habría entendido mal, y me apresuré a explicarme mejor.

- No... verá... quería decir que me dieron clases hace años, no que yo las impartiera... El caso es que era un hobbie al que dediqué bastante tiempo en su día, pero lo dejé por ciertos... cambios en mi vida, y digamos que me he planteado retomarlo. Era algo que disfrutaba y no creo que con ello haga daño a nadie.

Intenté sonar confiada, ya que, en cierto modo, eso era lo que me decía a mí misma, que no le haría daño a nadie con ello, ni siquiera a Leith... aunque no lo considerase muy apropiado para su prometida... Lo cierto es que realmente quería algo más... ser yo misma en parte, y no que se me conociera únicamente como la prometida de Leith, y posteriormente su esposa, sino tener mi propia identidad...
Aunque admito que me sorprendí bastante cuando el profesor mencionó que estaba casado, y acto seguido, recalcó que divorciado.

- Oh... cuanto lo siento... No quería recordarle algo desagradable...

Ni me di cuenta de que, como acto reflejo ante aquello, empecé a girar nerviosamente el anillo de compromiso en mi dedo, casi como si me preguntase... ¿Acaso nos iría bien a Leith y a mí? Lo que tenía claro es que soy de esas personas que se casan una vez en la vida, y no me planteaba el divorcio como una vía, pero... ¿acaso podría ser una posibilidad si ni estaba segura de que estuviera haciendo lo correcto al casarme con él?
Parpadeé un par de veces, intentando apartar ese pensamiento, y dejé las manos quietas de nuevo en mi regazo, escuchando al final la respuesta del profesor, y esbozando una media sonrisa más tranquila y agradecida.

- Se lo agradezco mucho... Y es muy amable por su parte... No sé... quizá, si le viene mejor, para que pueda aprovechar el tiempo, podríamos plantearlo como clases algo menos particulares... Quizá, empezar de primeras hasta ver si recupero algo de nivel, y ofrecerlo como un taller para alumnos y profesores.

Tenía entendido que había algunos, como el de carpintería, o algunos deportivos, incluso creo que de cocina, pero no me sonaba que hubiera ninguno de baile, y sería egoísta por mi parte monopolizar el talento del profesor, y su tiempo, si a él le parecía mejor compartirlo más abiertamente.

_________________



"Elva melme oi telmaruva nu silma elena"
:
"Nuestro amor siempre perdurará bajo la luz de las estrellas"
avatar
Sobre mí
Mensajes : 239
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesora de Astronomía

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Aidan Staubfinger el Miér Oct 10, 2018 4:44 am

Admito que sentí cierto alivio cuando ella confirmó que no querría que de un discurso y prosiguió para contarme su propuesta. ¿Hablarles a mis alumnos? Lo hago sin problemas la mayor parte del tiempo, puedo hacerlo. ¿Hablar en público con una multitud mirándome? Probablemente saldría corriendo sin siquiera pretenderlo. De verdad algunas veces me preguntaba por qué era profesor con esta clara desventaja, pero después veía a los alumnos interpretando los papeles o las volteretas que yo les hubiera enseñado y esas dudas se esfumaban. Pero la duda sobre porqué alguien que ya hubiera dado clases pediría que yo se las diera me tenía confuso.

Al parecer lo había malinterpretado, me llevé una mano a la frente como quien dice “otra vez has metido la pata” y sonreí por las circunstancias.

—Entiendo, me he confundido, tendrá que disculparme. He supuesto que era usted quien daba las clases. Siendo ese el caso, seguramente haya una o dos cosas que pueda enseñarle sin duda, ¿tiene un género particular en mente?— Admito que esas cosas solían pasarme a menudo. Quizá es que estaba demasiado acostumbrado a ver la vida con los ojos de una obra teatral para verla en la realidad.

Comenté que Rose Anne sería más apta para la tarea y al instante la mujer se tensó, no sube bien interpretar su reacción hasta que ella se disculpó y caí en la cuenta: no era por el comentario en sí sino por lo de “ex esposa”. Suspiré hondamente y me encogí de hombros para restarle importancia.

—Oh, no. No tiene por qué disculparse. Yo… admito que suelo olvidar el término correcto de vez en cuando pero… me separé de mi esposa hace diez años. No son los malos recuerdos los que me vienen a la mente cuando pienso en ella… son los buenos— desvié la mirada con una sonrisa ladeada llena de nostalgia —Son muchos recuerdos. Quizá por eso no termino de acostumbrarme al término “ex esposa”— suspiré con pesar. Sin duda, aunque hubieran pasado diez años, yo la sentía aún como mi esposa, probablemente por esos mismos recuerdos alegres que me mantenían alejado de los malos… esos que sólo me acosaban en sueños y cada mañana al verme al espejo. Pensar en eso por supuesto los trajo a flote y me hizo ensombrecer el rostro por un momento mientras cerraba con fuerza los ojos y apretaba el puente de mi nariz con mis dedos buscando alejarlos. Cuando lo conseguí reiteré que le enseñaría con gusto y que no aceptaría un pago, no sería justo de mi parte hacerlo. La verdad sea dicha, necesitaba la práctica, tenía ese aspecto de las artes escénicas muy olvidado.

Cuando ella lo agradeció sonreí encogiéndome de hombros para restarle importancia, pero su idea hizo que mi rostro volviera a iluminarse. Efectivamente no había tocado el tema y venía siendo hora de que fuera así, por lo que asentí.

—Eso sería muy productivo para mi clase y probablemente para los maestros también sea una buena oportunidad de recreación. Si gusta ayudarme a llevar el taller podría proponerlo como actividad extraescolar— de nuevo ahí estaba, pese a que bailar no me gustara tanto… la chispa de mostrarlo a alguien que pudiera aprovecharlo era suficiente para entusiasmarme… aunque eso significara ser el foco de más alumnos en el proceso, incluso profesores mismos.

_________________

avatar
Sobre mí
Mensajes : 36
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesor de Interpretación y Artes Escénicas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Taliah Woods el Miér Oct 10, 2018 4:59 am

Era muy amable, aunque se le notaba cierta timidez, lo cual me resultaba curioso en un profesor que enseñaba dicha materia, pero por lo que había escuchado, y dada la propia reputación de la universidad, sin duda debía ser muy bueno en su trabajo, por lo que imagino que puede ser de esos actores que dicen estar más cómodos en el escenario que fuera de él...
No me sorprendía. A veces yo también preferiría fingir ser otra persona...

- No, no se preocupe, debí explicarme mejor.

Le dije con una amable sonrisa, aunque, ante su pregunta, pensé por un momento, antes de enumerar.

- Pues sobre todo dí clases de ballet en su día, y bailes de salón en general, por lo que tenía cierto estilo clásico, aunque incluso dí algunas clases de Bollywood, pero fue lo primero que tuve que dejar. Aun así he seguido intentando mantener cierta forma física con el yoga o el spinning, pero obviamente no es lo mismo, así que supongo que estaré algo oxidada.

Comenté, esperando poder recuperar pronto un ritmo aceptable. Después de todo, supongo que los conocimientos siguen ahí, solo necesito algo de práctica, aunque añadí con una sonrisa algo más entusiasta y confiada.

- Pero estoy abierta a lo que pueda ofrecerse a enseñarme.

No pude evitar sentirme culpable cuando habló de su ex-mujer, no solo por el hecho en sí de que estuviera divorciado, pues parecía un buen hombre y era una pena, sino por plantearme el divorcio como algo en lo que nunca había pensado. Siempre creí que, cuando me casara, sería para el resto de mi vida, y lo confusa que estaba al respecto últimamente me hacía preguntarme si realmente era Leith con quien quería dar ese paso... Por eso no pude evitar girar nerviosamente el anillo de compromiso en mi dedo, aunque me sorprendió aquella respuesta.

- Ya... supongo que... debe ser complicado.

Dije con una sonrisa amable, aunque intentando no recordar en todas esas veces en la que yo misma había usado ese término al hablarle a Kilian de lo mío con Leith... "Es complicado"... ¿Acaso no debería ser simple?
Pero no quise incomodar más al profesor Staubfinger, así que simplemente le dejé su tiempo, y para no abusar de su generosidad y de sus horas libres, le propuse algo que pudiera ser productivo para ambos, puesto que se había ofrecido a ayudarme gratuitamente.
Su renovado entusiasmo me sacó una sonrisa más confiada, asintiendo ante su oferta.

- Me encantaría. Además, me sentará bien tener algo más que hacer aparte de las clases. Desde que llegué, paso la mayoría de las tardes libres recorriendo el campus o leyendo libros en mi habitación. Me irá bien tener algo adicional en lo que invertir mi tiempo, y que pueda ser de utilidad también para otros.

No quise decirlo así, pero lo cierto es que me vendría bien hacer algo que no me mantuviera la mente ocupada en mi indecisión sobre Leith y mis crecientes sentimientos hacia Kilian. Tenía que dejar aquello de lado, y la mejor forma de hacerlo era centrarme en otras tareas que me mantuvieran ocupada.

_________________



"Elva melme oi telmaruva nu silma elena"
:
"Nuestro amor siempre perdurará bajo la luz de las estrellas"
avatar
Sobre mí
Mensajes : 239
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesora de Astronomía

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Aidan Staubfinger el Miér Oct 10, 2018 5:40 am

Escuché con atención a los géneros que ella comentó mientras pensaba al respecto, del Ballet debía estar tan oxidado como ella o más, nunca fue mi fuerte, y con el Bollywood no estaba tan familiarizado por lo que me quedé meditando, pues independientemente de eso, ella también debía tener cierta condición entre más dificultad. Levanté las cejas.

—Creo que lo mejor será dejar el ballet para después por el momento— no pude evitar la sonrisa irónica, nadie quería verme intentar ballet de la nada, eso estaba seguro.

—Lo que podemos hacer es comenzar con lo más leve, bailes de salón, y de ahí movernos por los géneros que más le llamen la atención. Eso sí, para la Danza del vientre me temo que no soy buen maestro, por lo que tendremos que dejarlo fuera de las lecciones— sonreí con amabilidad intentando que una broma le aliviase un poco el ánimo, lo cierto es que parecía bastante nerviosa y al mencionar mi fallido matrimonio, parece que fue a mas, algo que no pretendía realmente.

—Bueno, supongo que la vida es complicada a veces…— admito que cuando abrí la boca para hablar, intentaba darle palabras de aliento o restar importancia a la situación pero, ¿quién era yo para decir que la vida no era lo que era? Un hombre que no olvidaba a su ex esposa y que no veía a sus hijas en más de diez años… un hombre que no sabía siquiera si una de ellas vivía… Me tomó un momento recuperarme, ni siquiera sé cómo pero le sonreí con la propuesta, era un excelente distractor y últimamente esos me hacían mucha falta. A ella por su parte pareció ilusionarle la idea del taller tanto como a mi por lo que sonreí a su vez.

—Entonces no se diga más, podemos comenzar a practicar cuanto antes para entrar en condición. Admito que yo mismo estoy muy oxidado, y para la primera clase oficial tener todo listo para nuestro taller. ¿Le viene bien a esta hora aquí mismo? Como este salón es para eventos más extensos la mayor parte del tiempo está vacío— normalmente habría sugerido el claro de los terrenos que solía frecuentar por su paz y tranquilidad, además de que al tener los alumnos prohibido internarse tanto en los bosques no habría interrupciones, pero claro está, existía el inconveniente de que no habría una corriente a la cuál enchufar mi vieja grabadora que tenía guardada en el armario de herramientas en el despacho. Una verdadera lástima que no fuera de baterías.

_________________

avatar
Sobre mí
Mensajes : 36
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesor de Interpretación y Artes Escénicas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Taliah Woods el Miér Oct 10, 2018 6:25 am

Tal y como me pidió, le planteé un poco las opciones que más o menos conocía, aunque supongo que siempre se podría improvisar algo. Después de todo, no es que hubiera tenido muchas oportunidades para ir a bailar, al margen de las clases, pero no he dejado de mantenerme en forma con otro tipo de ejercicio, dentro de mis posibilidades.
Asentí con una media sonrisa algo más amistosa cuando dijo que, por el momento, descartaba el ballet.

- Sí, creo que para los tiempos que corren, algo como El Lago de los Cisnes causaría más risa que respeto entre los alumnos si salimos con tutú y mallas para empezar.

Seguí un poco su broma, aunque asentí más seria cuando me dijo que estaría bien empezar con bailes de salón y de ahí pasar a otros géneros, haciéndome de nuevo esbozar una leve sonrisa divertida al decirme que la danza del vientre no era lo suyo.

- Ya... diría que tampoco lo mío... Si mi prometido se subía por las paredes ante mis clases de Bollywood, dudo que le hubiera parecido medianamente aceptable la danza del vientre...

Lo cierto es que lo dije sin pensar, bajando la mirada con un leve sonrojo, casi como avergonzada. Después de todo, no sé qué pensaría la gente de Leith ante algo así, aunque ya sabía lo que pensaba Kilian... y yo misma, no lo tenía muy claro. Es cierto que en su día lo dejé por él, pero estaba dispuesta a retomarlo... ¿Qué decía eso de mi opinión al respecto?
Preferí no darle muchas vueltas, sobre todo cuando vi que la vida del profesor Staubfinger tampoco era de color de rosa, con un divorcio a las espaldas, así que solo le dediqué una leve sonrisa comprensiva y me centré más en la idea de las clases, y de ese posible club de baile, que no en hablar de nuestras vidas privadas.

- Sí, claro, por lo general solo un par de días a la semana tengo alguna clase por la tarde, pero siempre con un descanso sobre esta hora considerable, así que no tengo problema, si le viene bien. ¿Necesitaría que traiga algo en especial?

Aparte de lo obvio, claro, ya que tendría que traer ropa cómoda pero decente para algo así, y zapatos de baile. Por suerte aún tenía los que usaba en mis antiguas clases, y un par de vestidos que podrían valerme.
La verdad es que se me notaba que la idea me ilusionaba, hacer algo por mí mismas como hobbie, además de las clases, y ver cómo me va, sobre todo cuando en su momento lo dejé por las apariencias con Leith y su padre.
Además, si después de todo, este llega a ser mi único año aquí, al menos debería disfrutarlo.

_________________



"Elva melme oi telmaruva nu silma elena"
:
"Nuestro amor siempre perdurará bajo la luz de las estrellas"
avatar
Sobre mí
Mensajes : 239
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesora de Astronomía

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Aidan Staubfinger el Vie Oct 19, 2018 2:37 am

La idea de salir con mallas frente a alumnos fue más que suficiente para hacerme enrojecer, pero sin embargo, no perdí esa sonrisa divertida.

—Sin duda, mismo motivo por el que uno no puede planearse ponerlos a interpretar a Shakespeare sin crear caos y burlas por una semana entera— alguna vez había tenido el poco juicio de plantearme dar a ensayar una escena de Romeo y Julieta y se habían encargado de hacer la mejor sátira actual de la obra al final del día pero lo peor había sido la semana de chistes entre ellos. Rodé los ojos sólo de recordarlo.

—Puedes imaginar una semana entera de “postre, postre, ¿dónde estás que no te veo?” en la cafetería— no pude evitar reír por lo bajo al recordarlo, tenía su gracia habiendo pasado un tiempo, eso tenía que admitirlo. Ella comentó que su prometido parecía subirse por las paredes ante las clases de Bollywood, no quería tocar más temas personales, esos parecían incomodarla, pero no pude evitarlo.

—Ya veo, imagino que no le haría mucha gracia— la miré dubitativo, como si no supiera si decir lo que tenía en la mente pero… nunca he sido de preocuparme mucho de decir lo que pienso —Dígame, ¿su prometido tiene algún problema con que tome estas lecciones?—, guardé silencio un momento, esperaba no pasarme de la línea pero sospechaba que sabía la respuesta, por lo que no esperé a que respondiera para negar con la cabeza y mirarla de un modo tranquilizante.

—Nunca he sido muy creyente de que una persona deba pedir permiso de ser quién es o quien quiere ser, así que es bastante irrelevante lo que él piense, por mí no tiene que preocuparse. Lo importante al fin y al cabo es que usted se sienta cómoda con lo que hace, o eso opino yo— levanté la mirada con eso último, algo nostálgico. Sin duda sabía bien lo que era que esperaban de mi algo diferente a lo que soy, pero eso no iba a pasar y no lo alentaría en alguien más.

Ella no tardó en asentir, al parecer el horario quedaría perfecto tal cual y yo a mi vez no tenía mucho que hacer a esta hora en la semana así que eso quedaba resuelto. A su pregunta la miré pensativo.

—Bueno, admito que no tengo una gran selección de bailes, sólo los que tengo en el calendario escolar que no entran exactamente en el formato de baile de salón, por lo que si tiene alguna canción que quiera bailar, podríamos empezar por eso. Pero en general tenemos todo lo que podemos necesitar en esta sala— incliné la cabeza hacia la tarima del fondo de la sala donde, tras bambalinas, había varios atuendos, escenografía y aparatos que podría utilizar sin problema alguno.

—Por supuesto, lo más importante que deberá traer es buena disposición, pero esa veo que ya la tiene. Por lo que no habrá problema, ¿prefiere que empecemos mañana mismo?— yo no tendría problema de hacerlo ahora, salvo por la falta de música adecuada, pero ella se veía ilusionada y estaba seguro que podría apañar algo con el celular en un momento.

_________________

avatar
Sobre mí
Mensajes : 36
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesor de Interpretación y Artes Escénicas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Taliah Woods el Vie Oct 19, 2018 3:56 am

Realmente no me esperaba que el profesor Staubfinger fuera tan amable y divertido. Se le notaba algo tímido de primeras, pero resultaba que, cuando lo tratabas un poco, era un hombre muy agradable y con sentido del humor.
De hecho me hizo reír con esas anécdotas más de lo que esperaba, negando divertida sobre todo con el asunto de la cafetería.

- Quizá debería probar con las clásicas tragedias griegas. Me sorprendería si fueran capaces de sacar ese humor el algunas de ellas.

Eran obras no solo de los comienzos del teatro clásico, sino que sin duda resultaban en algunos casos realmente trágicas y sangrientas, como su propio nombre indicaba. Pero no dejaba de ser toda una obra de arte dada la época en la que se inventaron.
Aun así no pude evitar ponerme algo más seria cuando me hizo aquella pregunta, y de hecho iba a responderle, cuando él mismo añadió algo que me hizo esbozar una sonrisa más confiada y asentir.

- De hecho... alguien me ha dicho hace poco algo parecido, y es por eso que me decidí a pedirle ayuda. Realmente mi prometido no lo sabe, pero dado que no trabaja aquí, y nos veremos probablemente hasta el verano, dada la distancia y su trabajo más exigente, creo que no es algo que le incumba por el momento.

Hasta yo misma me sorprendí un poco con lo que acababa de decir, pero realmente ya era una decisión tomada. No pude evitar sentir por un momento que, de haberme escuchado, Kilian se habría sentido orgulloso de esa iniciativa.
No obstante, dejé muy claro al profesor que no tenía de qué preocuparse.

- De todos modos, así lo sepa en el futuro, no es algo que deba preocuparle. Sería un asunto a tratar entre nosotros, y ante todo Leith es un caballero. Nunca lo involucraría a usted en un asunto así, por lo que le aseguro que no tendrá ningún problema en ese sentido.

Se ve que es un hombre amable y tranquilo, así que quise quitarle cualquier posible preocupación de que mi prometido llegara a plantear una amenaza física, ya que Leith no era así. Si le sentaba mal, lo hablaría conmigo, pero nunca había sido descortés, ni me ha avergonzado de esa forma con ningún maestro que haya tenido en el pasado, ya que solucionamos esos asuntos en su momento de forma diplomática entre nosotros.
Ambos nos pusimos entonces de acuerdo con los horarios, y por un momento me quedé pensativa ante su respuesta, planteándome con qué podríamos empezar.

- Lo cierto es que estoy abierta a todo lo que pueda parecerle bien. Después de todo, creo que lo primero que debería comprobar es si el yoga y el spinning han mantenido mi forma física lo suficiente, por lo que podríamos empezar con algo intermedio para evaluar cómo de oxidada estoy al respecto.

Desde luego que estaba deseando empezar, y ante su pregunta, asentí con claro entusiasmo y esa amable sonrisa.

- Por supuesto, realmente no quisiera robarle más tiempo, así que, mañana es perfecto. Puedo aprovechar esta tarde para practicar un poco, a ver de lo que me acuerdo...

No tendría problema en empezar hoy mismo, pero podía ser muy precipitado, y si tenía cosas que hacer, definitivamente ya le había tomado suficiente tiempo para no tener una cita previa.

_________________



"Elva melme oi telmaruva nu silma elena"
:
"Nuestro amor siempre perdurará bajo la luz de las estrellas"
avatar
Sobre mí
Mensajes : 239
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesora de Astronomía

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Aidan Staubfinger el Vie Oct 19, 2018 4:57 am

Negué con la cabeza divertido ante su sugerencia de ponerlos a interpretar tragedias griegas.

—Si algo me fascina de los estudiantes es su interminable inventiva, estoy seguro que encontrarían un modo de hacer humor de tragedias griegas— aunque eso me podía dar una idea para una futura clase: ponerlos a explotar esa creatividad reinventando clásicos podría ser un muy buen modo de hacerlos interesarse más por otros géneros que sólo por el típico sueño de ser actor y saltar a la fama. Sin pasión, para mí no había sentido a intentarlo. Anoté la idea mentalmente por si acaso y pasé a un tema más serio.

Asentí en aprobación por reflejo cuando me comentó que alguien le había dado un consejo parecido al mío, me alegraba que así fuera. Le sonreí cuando mencionó que eso la hizo decidirse a pedir mi ayuda. Al parecer su prometido no estaría por ahí. Sin duda eso facilitaría las cosas. No es porque tuviera algo impropio en mente, simplemente que es fácil para una pareja hacerse de una opinión equivocada al tratarse del baile.

—Entiendo, y admiro ese deseo tuyo de seguir con tus aficiones y buscarme para continuar con las clases. Mientras así lo desees, puedes contar conmigo, ¿de acuerdo?— ella parecía una mujer muy dulce y me alegraba ver la decisión en sus ojos, de nuevo… todo se reducía a la pasión. Si se tiene se pueden hacer grandes cosas, pero cuando la pareja se opone puede llegar a ser complicado decidir continuar.

Mentiría si dijera que la idea de que su prometido fuera a malinterpretar la situación no cruzó por mi cabeza, pero igualmente cuando ella me dejó claro que no pasaría no pude evitar bajar la cabeza con cierta vergüenza, no quería insinuar que pensara que sería violento, pero saber que no lo era en parte era un alivio. Si había algo que de verdad odiaba eran las confrontaciones. Por esto mismo simplemente levanté la mirada para encontrarme con la suya y sonreír.

—Entiendo, es reconfortante saberlo. No sugería que fuera el caso, pero es bueno saberlo. Igualmente me avergüenza admitir que me refería a que si era necesario mantener el secreto para que se sienta más cómoda, yo no tengo ningún problema con ello— algunas personas se sentían más cómodas manteniendo su vida más privada, incluso de sus seres amados. Ese por desgracia era en parte mi problema: guardarme todo para mí hasta que Rose Anne se sintió tan apartada que el único paso viable era alejarme definitivamente de su vida.

Suspiré inevitablemente, con esa tristeza que me llenaba cada vez que pensaba en mi querida Rose Anne y al percatarme sacudí la cabeza para centrarme en todo lo que haría y sobre todo quedar de acuerdo para los horarios y demás. Aquella mujer claramente estaba emocionada por la idea; no le importaba con qué comenzáramos mientras comenzáramos y se podía ver que no podría esperar a mañana. Sonreí de lado pensativo.

—En tal caso será cuestión de simplemente buscar una canción algo exigente y ver si yo mismo necesitaré clases de yoga— levanté la ceja con cierta ironía. Si bien yo me mantenía en forma de otros modos, el baile requería músculos que no se usan constantemente. Aun así confiaba en que mi rutina matutina que incluía un poco de escalada improvisada en el bosque me bastara.

No pude evitar sonreír al verla asentir de ese modo, su entusiasmo era palpable y cuando dijo que de todos modos aprovecharía para practicar finalmente terminé por soltar una risa.

—Tanto entusiasmo es refrescante. Mis estudiantes lo pierden a la semana cuando se dan cuenta que necesitan más que maquillaje y luces para brillar— comenté divertido y tras eso me quedé un momento pensativo.

—Le diré qué haremos: yo no tengo nada que hacer esta tarde y si usted ya va a ensayar de cualquier modo, podemos improvisar algo. Buscaré una canción en internet, conectaré mi celular a las bocinas que tenemos en la tarima y podemos ver qué podemos inventar sin preparación, ¿qué le parece?— francamente era el mejor plan que tendría en el día. Había prácticamente terminado mis labores por hoy y lo único que me esperaba era mi paseo habitual por los terrenos del colegio, que sería hasta dentro de varias horas. Así podría hacerme una idea más clara de qué música podría conseguir para ella. Finalmente aclaré.

—Por supuesto, la primera clase por llamarla de algún modo, sigue siendo la de mañana, cuando tenga algo preparado para que ensayemos. Considere hoy como un ensayo de la clase si gusta— me encogí de hombros con mi aire despreocupado habitual.

_________________

avatar
Sobre mí
Mensajes : 36
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesor de Interpretación y Artes Escénicas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Taliah Woods el Vie Oct 19, 2018 5:22 am

Esbocé una media sonrisa más confiada y amistosa con su respuesta. Sin duda estaba de acuerdo. A veces los alumnos llegaban a sorprendernos nos buscásemos las tornas que nos buscásemos para hacerles tomarse las cosas en serio.
Aunque la verdad agradecí sinceramente su comprensión y su apoyo pese a que no le dije claramente que mi prometido aprobase esta iniciativa, ya que ni se lo había dicho a Leith ni pensaba hacerlo por ahora, lo cual me hizo esbozar una sonrisa sincera y agradecida.

- Se lo agradezco muchísimo. Es muy amable por su parte.

Se notaba se lo decía sinceramente agradecida, pues dado que apenas me conoce de nada, que se implique y quiera ayudarme es algo que no todo el mundo estaría dispuesto, pero antes de que pensase que podría haber creído algo que no era, me apresuré a rectificar con una sonrisa amistosa.

- Oh, no, no quería decir que creyera que podía creerlo usted... es solo que es algo que puede verse como una posibilidad, y solo quería dejarle tranquilo con que no va a suceder. Leith puede ser un hombre muy serio, y seguramente no estaría de acuerdo con mi iniciativa, pero siempre tomaría cualquier situación de una forma diplomática y por medio de las palabras.

Aun así, cuando me explicó que podíamos mantenerlo en secreto si me parecía necesario, negué con una media sonrisa confiada.

- Creo que algo así implicaría que me avergüenzo de mi decisión, y no es el caso. No estamos haciendo nada que implique ocultarse, y aunque no voy a llamar a mi prometido para informarle nada más salir del aula, tampoco es algo que piense ocultar. Después de todo, es mi decisión.

Estaba convencida y creo que realmente, tanto Kilian, como ahora el profesor Staubfinger, tenían razón. Era mi vida, una de mis aficiones, y por lo tanto no tenía por qué pedirle permiso a nadie, y menos avergonzarme de ello.
Por un momento recuperé una media sonrisa divertida cuando volvió a bromear con las clases de yoga.

- Aunque sigo creyendo que estará mucho más preparado que yo, creo que tengo una alfombrilla extra, por si la necesitáramos.

No nos veía haciendo yoga juntos, la verdad, pero no es que tuviera problema si le parecía apropiado en algún momento, aunque me sorprendió cuando mencionó que no todos sus alumnos mantenían ese entusiasmo.

- Bueno, supongo que puede ser normal. Nosotros tenemos más claro lo que queremos... Ellos, algunos aún están probando el camino que han escogido para ver si era algo real o un sueño adolescente. Pero supongo que los de cursos más avanzados estarán más comprometidos.

Eso mismo lo había visto yo en mis clases, aunque apenas llevara un mes escaso, pero la verdad es que esbocé una sonrisa algo más ilusionada ante aquella oferta. De hecho me venía realmente bien, ya que así tendría la mente ocupada y no estaría sola. Cada vez que me quedaba en blanco, por así decirlo, Kilian volvía a mi memoria, y era algo que tenía que normalizar cuanto antes.

- Me parece perfecto. La verdad, estoy deseando empezar.

Le dije con ese mismo entusiasmo que él aseguraba ver en mí. Por suerte traigo tacones intermedios, con lo que son perfectos, aunque no sean exactamente zapatos de baile, y el vestido que llevaba no era ni muy largo ni muy corto, y bastante cómodo y elástico, por lo que no sería mucho problema.

- En ese caso, le sigo, profesor.

Me puse en sus manos, esperando a que me indicase el modo en el que empezaríamos.
Si todo iba bien, podríamos plantearnos pronto abrir ese taller y compartirlo con otros alumnos y profesores. Esperaba no estar muy oxidada en comparación con el nivel de mi nuevo maestro.

_________________



"Elva melme oi telmaruva nu silma elena"
:
"Nuestro amor siempre perdurará bajo la luz de las estrellas"
avatar
Sobre mí
Mensajes : 239
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesora de Astronomía

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Aidan Staubfinger el Vie Oct 19, 2018 6:40 am

Ayudar a las personas era fácil, recibir su agradecimiento no tanto. No es fácil aceptar la gratitud tras tantos errores en la vida que lo persiguen a uno. De haber estado ahí para mi familia como ahora lo estaba para otras personas… Por eso cuando ella me agradeció de ese modo le sonreí con cierta vergüenza sin saber qué más decir e ignoré el tema, no era para tanto.

Entendí el malentendido al que se podía suponer toda la situación por lo que sonreí.
—Entiendo perfectamente, es bueno saber que su prometido no tendría una actitud hostil, no lo conozco pero imagino que es un hombre agradable. Después de todo, sino, no creo que estuviera comprometida a él en primer lugar— Se la veía como una mujer con carácter, que no permitiría que se le pusiera una mano encima, por eso mismo pese a que contemple la posibilidad de que el hombre fuera un celoso usual como muchos de los novios de las actrices a las que había frecuentado en mis días de gloria pasados, ésta pasó fugazmente mi mente antes de desecharla, pero igualmente no estaba de más asegurarse.

Por otro lado, ella negó la posibilidad que le di de mantener estas clases en secreto, sonreí de lado asintiendo ante su confianza. En un comienzo me había parecido una mujer tímida y algo nerviosa, pero podía ver que aquella actitud provenía de un sitio similar al mío: no saber qué hacer con su vida en un cambio brusco. En su día para mí fue el perder a Rose Anne y a mis hijas definitivamente, a mi trabajo y mi hogar… no saber qué haría y no saber de dónde sacaría la voluntad para seguir adelante. En el caso de ella, parecía lo opuesto: esa complicada lucha pasiva por mantenerse a uno mismo y a la vez unirse a alguien más. Asentí con respeto, admito que su situación me recordaba el inicio de mi vida con Rose Anne y no podía evitar los recuerdos, por lo que al sonreírle mi sonrisa pareció más nostálgica que amable.

—Me parece justo. Otra solución que podría ofrecer, aunque no sé si su prometido fuera a querer, es quizá incluirlo en algún curso de baile, dice que viene en el verano, quizá así él podría ver por su cuenta que esta vocación no tiene nada de malo y pueda ser algo que tengan en común— sonreí con nostalgia una vez más antes de percatarme que quizá me estaba proyectando más de la cuenta, por lo que carraspeé para apartar el tema y bromeé sobre la posibilidad de que ambos necesitáramos hacer yoga para prepararnos. La miré divertido y asentí.

—Puede ser buena opción, le tomaré la palabra si veo que rechino demasiado— bromeé, siendo honesto el yoga no era mucho de mi agrado, requería demasiada meditación y eso siempre terminaba llevándome a pensar en Rose Anne, pero de nuevo, ¿qué no me llevaba por ese camino?

Asentí ante su suposición, como bien decía, con los años venía la dedicación.
—Efectivamente, los cursos más avanzados son más comprometidos. Quizá yo soy el más despreocupado ahí, pero… como secreto profesional, admito que me divierte frustrarlos un poco con ello— me encogí de hombros, mi actitud podía ser algo exasperante para los alumnos más serios y dedicados pero a mi parecer, debía haber un momento de relajación siempre o ese trabajo terminaba por desgastar al más dedicado.

Como supuse, ella aceptó mi oferta con el mismo entusiasmo de antes y no pude evitar sonreír mientras sacaba mi celular buscando una canción que pudiera ser apropiada, tenía una idea en mente para probarnos a ambos y ver qué límite teníamos. Ella había mencionado que el Ballet le gustaba y aunque en lo particular yo no era nada bueno en ello, podía haber una solución para ello. Sonreí con confianza cuando encontré la canción que me parecía quedaría adecuada. La había escuchado un par de veces en ocasiones cuando buscaba música para la clase y sin poder evitarlo me había cruzado por la mente, podía darnos buen juego a ambos para movernos a gusto.

—Bien, ¿qué le parece un poco de contemporáneo para improvisar un poco y probar nuestros límites?— sonreí triunfante mientras oprimía a reproducir la canción para que la escuchara y pudiera hacerse una idea de a lo que lidiaríamos.

—Escúchela con atención y después intentaremos bailar, con los movimientos que le vengan a la mente, no es necesario que sea una coreografía muy pulcra ni mucho menos, la idea es que vea qué tanto sabe y si esas clases de yoga valen lo que paga por ellas— sonreí con cierta ironía a eso último, como un chiste recurrente. Por mi parte cerré los ojos para escuchar la melodía y aunque pasos llegaban a mí… lo que gobernaba mis pensamientos fue Rose Anne.

_________________

avatar
Sobre mí
Mensajes : 36
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesor de Interpretación y Artes Escénicas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Taliah Woods el Jue Oct 25, 2018 7:15 am

La verdad es que no me di cuenta de lo callada y algo entristecida que se me notó cuando el profesor hizo aquella afirmación... Sí... Leith era un buen hombre... Todo un caballero... Debería sentirme afortunada...
Y aun así no me di cuenta del modo inseguro en el que miré el anillo en mi dedo, haciéndolo girar suavemente por un momento, perdiendo mi mirada en aquella piedra, como si pesara una tonelada.

- Sí... supongo que sí...

Realmente no sonó nada convencido, pero en este momento no me salía decirlo mejor, así que parpadeé un par de veces y aparté la vista del anillo, dedicándole al profesor mi mejor sonrisa y tratando de apartar esos pensamientos, aunque fue inevitable suspirar con cierta nostalgia cuando me dejó aquella oferta. Una que no podía aceptar.

- Se lo agradezco, pero me temo que eso no será posible. Mi prometido no tiene intenciones de pasar aquí el verano... según nuestro acuerdo, soy yo quien debo volver para entonces.

No quise darle más detalles por ahora, o comentar que, quizá, no estaría aquí el próximo curso, ya que era algo en lo que no quería ni pensar. Además, tampoco querría que pensase que va a perder su tiempo conmigo o algo así, pues pensaba implicarme todo lo posible durante el tiempo que pudiera hacerlo.
Aun así resultó un hombre muy agradable, y aunque algo más tímido, y desde luego menos bromista que Kilian, el profesor Staubfinger parecía ser un hombre realmente interesante, y empezaba a ver que podríamos ser buenos compañeros. Quizá incluso amigos, y la verdad es que me alegraba la idea. Sinceramente, no recordaba la última vez que había hecho un amigo de verdad, y seguía sin ser capaz de ver del todo a Kilian de ese modo, por mucho que lo intentara.
Hablamos un poco de los alumnos, y cada vez me sentía más novata. Al parecer, todos los profesores que estaba conociendo llevaban años en esto, y se notaba esa confianza a la hora de tratarlos. Yo aún parecía ser demasiado amigable o formal, sin tener esa "picardía" que seguramente daría la experiencia, lo que me hizo esbozar una leve sonrisa. Ojala pudiera llegar a ello.

- Me siento un poco verde siendo mi primer año. Realmente parece que soy la única profesora que no se divierte a costa de sus alumnos.

Bromeé un poco con él, aunque me levanté dispuesta a ponerme manos a la obra en cuanto me ofreció empezar aquella misma tarde, y ante su sugerencia, acepté al momento, sonriendo suavemente al escuchar aquella melodía tan dulce. Realmente el contemporáneo era similar a una improvisación de ballet, entremezclado con toques más modernos, lo que nos daría esa libertad a los dos.

- Es preciosa... Aunque supongo que para esto debería bajar de los tacones.

Me incliné para soltar las cintas de mis zapatos y entonces bajé al suelo, sin ningún tipo de reparo, puesto que era más que evidente lo exquisito de la limpieza en todos los lugares que había visto hasta ahora de la universidad.
Me centré en la melodía, cerrando por momentos los ojos y dejando que me embargase, tal y como el profesor Staubfinger me recomendó, aunque al final sonreí de medio lado con ese comentario.

- No las pago. En ese aspecto diría que soy autodidacta.

Asentí apenas tuve más o menos en mente la melodía, y entonces me preparé tras un leve suspiro, poniéndome en sus manos.

- ¿Me lleva?

Le ofrecí, dispuesta a dejarme llevar con él en aquella melodía, y acompasarme a sus movimientos, ya que, pese a que le diera mi propio impulso, o demostrara que tenía elasticidad de sobra al iniciar tomando su mano y adoptando una grácil postura de Ballet, me fiaba por completo de su habilidad para ser capaz de hacerme girar o levantarme, dejando que mandase en aquellos fluidos movimientos.

_________________



"Elva melme oi telmaruva nu silma elena"
:
"Nuestro amor siempre perdurará bajo la luz de las estrellas"
avatar
Sobre mí
Mensajes : 239
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesora de Astronomía

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Aidan Staubfinger el Sáb Nov 17, 2018 3:28 am

Callar y observar a las personas creaba un ojo agudo para ciertas cosas. Todo eso que no queríamos decir, solíamos soltarlo sin querer de un modo particular para cada uno. Por eso no fue difícil notar que la señorita Taliah se había quedado muy callada y algo entristecida de pronto, mirando su anillo con insistencia.
—No quise meterme en lo que no me importa, espero no se ofenda si hablé de más— no era nadie para revolver los fantasmas de las personas, no con un baúl entero lleno de ellos cargando a cuestas y claramente ahí parecía que había más de lo que se veía a simple vista. Desvié la mirada un momento al recibir la respuesta sobre mi oferta incluyendo a su prometido, asintiendo en silencio por un momento.

—Ya veo, es una lástima. Pero igualmente es importante perseguir lo que le importa a uno mismo, sin importar el resto— le dediqué una sonrisa paternal hasta cierto grado, se la veía una mujer joven muy agradable y que merecía retomar sus afisiones. La pasión es algo muy raro a veces, no se da fácilmente pero cuando se da, puede que nunca se vaya y no hace bien intentar reprimirla. Pensar en eso me hizo pensar en mis actos callejeros de joven. Aquello me trajo una sonrisa de nostalgia, muchas veces al despertar juraba que seguía en esos días tan felices, antes de ver mi rostro marcado al espejo y darme cuenta que no era el caso. Sin embargo, aunque practicaba a veces en los terrenos del colegio y estaba enseñando algunos trucos al chico que había acogido, no me sentía con el valor de volver a intentarlo en serio.

—Las vocaciones no piden permiso para llegar; aunque cueste retomarlas tras un tiempo, siempre estarán ahí— comenté con la nostalgia filtrándose en mi voz antes de sonreírle más animado por la inseguridad que parecía tener en esto de enseñar.

—El primer año es complejo. Es más fácil que los alumnos se diviertan a costa de uno, pero no todo puede ser tan perfecto como lo imaginamos al crear el programa, y si no se aprende a lidiar con ello con cierta diversión, no se va a ningún lado— me encogí de hombros, callando la parte más fundamental de todas: los alumnos siempre se reían a nuestra costa, al menos uno que otro, sin importar la experiencia que tuviéramos. Finalmente ella aceptó comenzar cuanto antes y para mi sorpresa se quitó los zapatos sin reparos cuando escuchó la música. Suspiré haciendo lo propio, no quería lastimarla con mis zapatos si por mi falta de práctica llegaba a pisarla.

—Entonces si no las paga, veamos si el que necesita clases seré yo— sonreí irónico asintiendo como respuesta a su pregunta, dejé el celular en el suelo, al lado de los zapatos y tras tocar la pantalla para que volviera a iniciar, estiré la mano en una postura de Ballet clásica por mi parte. —¿Lista? Tres… dos… uno—

La música comenzó a sonar y con ella mis movimientos, tomando su mano y tirando levemente de ella hacia una dirección y otra, la hice girar el cuerpo 45° grados con suavidad; algo así como un movimiento de tango pero mucho más lento,  primero hacia un lado y luego hacia otro, antes de atraerla hacia mí con un giro de modo que ambos terminamos mirando hacia el frente mientras la rodeaba de la cintura con el brazo que la sujetaba, con mi mano libre estiré su brazo hacia nuestro lado izquierdo, hacia arriba y hacia abajo lentamente en un movimiento similar a una caricia al viento mismo para después volver a guiarla a su posición original girando hasta verme, retrocedí unos pasos con una zancada característica del Ballet masculino, sonriendo pues al parecer no había olvidado todo lo que recordaba al respecto, levantando una mano para presentarla frente a ella, esperando que ella hiciera lo mismo similar a los antiguos walz donde no debían tocarse, pero a diferencia de esos, rozando su brazo con delicadeza hasta que nuestras palmas se tocaron y sujetándola entonces para hacerla girar una vuelta o dos y se recostara sobre mi otro brazo, como si hubiera caído y yo la salvara sujetándola con dulzura, pasando mi mano por su cabello sin tocarlo realmente, era clave del Ballet esa parte teatral de ello y tras esa “caricia” levantarla y soltándola mientras daba ahora yo una vuelta sobre mi eje.

_________________

avatar
Sobre mí
Mensajes : 36
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesor de Interpretación y Artes Escénicas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Taliah Woods el Sáb Nov 17, 2018 3:52 am

Al darme cuenta de que me había sumido demasiado en mis pensamientos, mirando el anillo de compromiso en mi dedo, parpadeé un par de veces y aparté la mano, esbozando una media sonrisa de disculpa y negando al momento con su respuesta.

- No, no, discúlpeme... Yo... Supongo que pienso más de la cuenta últimamente.

Le quité importancia. Bastante ayuda me está brindando el hombre como para que le meta en mis asuntos de indecisión con respecto a mi futuro matrimonio, y precisamente, una de las razones para querer hacer esto, era evadirme durante las tardes libres, y ver si así no le daba tantas vueltas y simplemente las cosas fluían, como en un baile.
Asentí con una leve sonrisa ante su intento de ánimo. Realmente era muy amable, y agradecía que Kilian no fuera el único en decirme algo así. Una parte de mí seguía sintiendo como si mi corazón estuviera dividiéndose entre Kilian y Leith, y no era lo apropiado para tomar una decisión. Que, aparte de él, yo misma, y ahora el profesor Staubfinger me dijera que hacía bien en hacer lo que quiero y lo que me apasiona, por mí misma, me hacía sentirme más confiada.

- Sí... me lo están diciendo mucho últimamente.

Le dije con esa media sonrisa, aunque realmente, cuando hablamos de las clases, quedó claro que era una novata, a diferencia de la gran mayoría de profesores a los que había ido conociendo en este último mes, asintiendo, aunque suspirando un poco ante aquello.

- Realmente creo que quizá tendría que haber ejercido antes... Cuando acabé la carrera. Me noto algo oxidada, pero me gusta esto. El Campus, la gente, y enseñar... Es gratificante.

Acepté sus consejos con una sonrisa agradecida, y entonces me levanté, más que dispuesta, cuando propuso empezar de inmediato. Realmente estaba deseando hacerlo, así que me libré de mis tacones y escuché la melodía cuando la sugirió, asintiendo apenas me marcó las pautas.
Tomé una grácil postura acorde a la suya, y apenas la música empezó a sonar, me dejé guiar por sus movimientos.
Era realmente fácil fluir con él, y admito que le entregué una total confianza. De algún modo sentía que era un hombre bueno y profesional, y que no se aprovecharía de ello, sin tener problema alguno en que rozara mi cintura, o incluso me sujetase en algún movimiento, advirtiendo que no he perdido tanta flexibilidad como creía, ni tanto equilibrio, al llegar a ponerme de puntillas con facilidad o alzar mi pierna casi hasta la altura de su hombro en algún movimiento, a veces solo insinuando un roce, otras sujetando su mano para girar o impulsarme, dejándonos llevar por aquella música, simplemente improvisando.
Durante aquellos minutos, por un momento me sentí libre, me recordó esa sensación que tenía cuando me apunté a clases, por qué me resultaba tan adictiva. Quizá, en el fondo, aunque no quisiera reconocerlo, porque era algo que Leith no podía hacer conmigo, que era... mío...
Cuando aquella melodía finalizó, se me notaba algo falta de aliento, pero aun así me sostuve de uno de los brazos del profesor, enlazado con el mío, mientras dejaba mis piernas ligeramente cruzadas y me inclinaba hacia abajo, dejándole sujetarme, pero teniendo que usar al tiempo mi propia fuerza, equilibrándome con el brazo libre extendido y esperando a que terminasen las últimas notas para incorporarme con una sonrisa.
Estaba realmente alegre, relajada, pero sobre todo, agradecida. Como si hubiera recuperado algo importante.

_________________



"Elva melme oi telmaruva nu silma elena"
:
"Nuestro amor siempre perdurará bajo la luz de las estrellas"
avatar
Sobre mí
Mensajes : 239
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesora de Astronomía

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Aidan Staubfinger el Sáb Nov 17, 2018 4:42 am

Como sospeché, ella parecía renuente a hablar al respecto. Era de esperar, yo era un extraño y no es que fuera un éxito en relaciones, lo mejor quizá era mantenerme al margen, sin embargo no podía evitar empatizar con ese gesto de preocupación que noté; en su tiempo lo vi en el rostro de Rose Anne cuando nuestra pequeña enfermó. Aquello me ensombreció por un momento mientras sacudía la cabeza para alejar mis viejos demonios.

—pensar más de la cuenta es normal en ciertos momentos. Pero a veces hablarlo con alguien de confianza, una amiga o amigo, suele venir bien— ofrecí sonriendo con amabilidad, si no era conmigo, podía recurrir a alguna amiga que escuchara lo que tuviera en la mente. Eso solía servir para ordenarla un poco más.

Me alegró ver que alguien más le estuviera motivando a recuperar su pasión, una persona que hace eso se preocupa por ella de verdad y la quiere ver feliz. Era agradable ver un poco de esa nobleza para variar y por esa sonrisa puedo ver que en el fondo ella misma lo sabía. Entonces el tema se dirigió hacia aquello de dar clases, comentando que era gratificante. Me quedé pensativo mirando a un punto fijo pensando aquello, yo había comenzado a enseñar cuando estaba en un pozo muy oscuro y prácticamente al borde de hacer algo mus estúpido… este trabajo, pese a que no había contemplado la idea en un principio y había ocasiones en que me incomodaba, me había salvado la vida en más de un modo. Le sonreí como si hubiera dado en el clavo.

—Gratificante es la palabra para definirlo, sin duda alguna— suspiré intentando despejar la mente y tras su afirmación a comenzar, preparé todo y comenzamos a movernos. No solía bailar porque no era lo que me llenaba realmente. Pero había algo en hacerlo y hacerlo con alguien que pudiera seguir el compás: gratificante me venía de nuevo a la cabeza. Era similar a mis espectáculos y me hacía dejar la timidez de lado y mostrar un lado más asertivo, marcando el paso y los movimientos pese a dejarla improvisar, sujetarla en el aire y mostrando una seguridad de movimientos que sólo se tendrían con una persona en la que se confía y regresando esa confianza a cambio. No me había atrevido a hacerlo en un principio pero descubrí que eramos muy buenos juntos en la pista, y cuando la música por fin llegó a su fin sentía que nos conocíamos un poco más el uno al otro y ella lucía bastante contenta.

Mi corazón palpitaba con fuerza por la actividad y respiraba un poco aceleradamente pero nada que no fuera lo normal, sentándome en el suelo para descansar un poco, pese a todo parecía que lo había llevado mejor de lo que pensé.

—Me parece que no estamos tan oxidados después de todo, ¿no le parece?— yo mismo me sentía más animado, era la primera vez que bailaba de ese modo en mucho tiempo. —Me gustaría ver a mis alumnos intentar burlarse de eso— levanté la ceja con cierta ironía.

_________________

avatar
Sobre mí
Mensajes : 36
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesor de Interpretación y Artes Escénicas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Taliah Woods el Sáb Nov 17, 2018 5:06 am

Aunque agradecí su gesto con una sonrisa algo más dulce, apenas le conocía, y no me parecía justo cargar a alguien que ya ha sido tan bueno y amable conmigo con algo que podría resultar demasiado complejo, ya que había dos corazones en juego, el mío, y el de Leith.

- Gracias... pero por ahora creo que debería intentar resolverlo por mí misma. No creo que sea justo cargar a alguien más con todo lo que tengo en la cabeza. Si en algún momento veo que me supera, lo pensaré... Pero mientras pueda, intentaré arreglarlo sin involucrar a nadie más. Aunque agradezco el consejo igualmente.

No se me notaba que lo dijera porque no me fiase de él, sino porque, sinceramente, me parecía una carga, una que era mía, y con la que no debía incomodar a otros, o eso sentía por ahora.
Quizá cambiaría en el futuro, pero por ahora, era lo que realmente pensaba.
Tras acordar dar juntos aquellas clases de baile, hablamos de las de la universidad. Para mí era nuevo todo esto de enseñar, algo que no parece ser habitual, por los profesores que he conocido hasta el momento, pero ciertamente parecíamos pensar lo mismo al respecto, asintiendo con una sonrisa algo más cercana y amistosa ante su respuesta.
Entonces nos descalzamos y decidimos empezar, escuchando aquella melodía primero, y después, improvisando juntos.
Hacía tiempo que no me sentía tan libre, como si me recordarse a cuando aprendía, primero de niña, y después, hasta que tuve que dejarlo por Leith. Había echado de menos tener algo mío, algo que me definía más allá de ser su novia, y posteriormente, su prometida. Supongo que, de algún modo, es lo que buscaba al venir aquí... tener mi propia identidad.
Me encontré sorprendéntemente cómoda y confiada con el profesor Staubfinger. Me daba sensación de seguridad, como lo haría un buen amigo, aunque apenas nos conociéramos, y apenas se detuvo la música, junto con nosotros, sonreí alegremente, sentándome a su lado en cuanto él lo hizo.

- Supongo que mis clases de yoga sí que sirven para algo después de todo...

Bromeé con una media sonrisa, aunque entonces cogí por un momento una de sus manos y sonreí algo más sincera y cálida, apretándola suavemente.

- Gracias... No recordaba cuánto lo echaba de menos.

Le solté entonces, manteniendo esa sonrisa amistosa y riendo un poco ante su comentario.

- Bueno, si al final fundamos ese club de baile, podrían intentarlo... Aunque no creo que eso sea posible. Se le da muy bien.

Le dije a modo de cumplido. Después de todo, creo que nos ha salido algo natural y hermoso, y quizá, con un poco más de técnica, sí que fuera posible enseñar a otros, y compartirlo con el resto de la universidad.

_________________



"Elva melme oi telmaruva nu silma elena"
:
"Nuestro amor siempre perdurará bajo la luz de las estrellas"
avatar
Sobre mí
Mensajes : 239
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesora de Astronomía

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Aidan Staubfinger el Sáb Nov 17, 2018 7:19 am

Era normal que prefiriera guardar sus pensamientos para ella, se notaba que no quería que otros cargaran con ellos, podía identificarme con eso; yo mismo a veces pensaba así, por eso mismo asentí comprensivo.

—Comprendo, pues ojalá logres aclarar tus pensamientos— le sonreí con amabilidad sin tomarlo personal, en parte creo que era mejor, no era ni de cerca el más acertado para dar consejos y así no podía meterla en más problemas sin intensión, era malo en muchas cosas y esa era sólo una, pero bailar por lo que parecía era algo que no se olvidaba una vez aprendido.

Por primera vez en años, no había pensado en Rose Anne, pese a estar haciendo justo lo que ella sabía mejor, había algo en bailar que te evitaba pensar mucho más de la cuenta en lo que no debías, sobre todo con la improvisación y en este caso había sido incluso liberador pese a mis reparos iniciales. Asentí con una leve risa ante su comentario del yoga.

—Definitivamente sí. No me cabe duda que en un par de sesiones más podría recuperar la condición para bailar como una profesional— le devolví la sonrisa ladeada. Cuando dijo que había tomado clases no me imaginé que estaría en tan buen nivel, o quizá sería el hecho de que yo no era un experto lo que me causaba esa impresión. Sólo tenía claro que el club de baile sería una gran idea. De pronto me tomó de las manos y la miré algo sorprendido por esta actitud tan repentina, iba a preguntarle si todo estaba bién cuando me agradeció de ese modo tan sincero y cálido. La miré parpadeando unos momentos mientras procesaba aquello antes de desviar la mirada negando con la cabeza.

—No hay problema, fue divertido y digamos que fue buen modo para saber si estamos capacitados para llevar un club de baile— le resté importancia al asunto con cierta timidez, no como al inicio pero no era bueno aceptando la gratitud, era mucho más simple restarle importancia. Sonreí con cierta ironía levantando una ceja.

—¿”sí al final fundamos”? No estará retractándose, ¿o sí, señorita Woods?— bromeé con ella esperando a ver qué cara ponía, pasando por alto su elogio hacia mi, no negaría que había sido una buena improvisación y por esto al final cambié de opinión y le dediqué una mirada más sincera.

—Sólo fue porque tuve buena compañía. Me sorprende que no te decidieras por dar clases de baile jamás— me encogí de hombros con toda la naturalidad del mundo, podría haberlo hecho si quisiera, estaba seguro de eso.

_________________

avatar
Sobre mí
Mensajes : 36
Para más información
Ver perfil de usuario
Profesor de Interpretación y Artes Escénicas

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando una antigua pasión {Aidan Staubfinger}

Mensaje por Contenido patrocinado

Sobre mí
Para más información
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.